5 de febrero de 2007

Esquinazo a la página en blanco

¿Quién no ha experimentado en alguna ocasión la sensación de estar "desnudo" ante una página en blanco? El miedo a la dichosa página en blanco ha existido desde siempre, aunque se ha acentuado más con la llegada de Internet.

Cada día, cada hora, cada minuto, cada segundo hay miles de internautas que se enfrentan al folio en blanco o, más bien, al pantallazo en blanco. Querer contar algo y no encontrar las palabras precisas para hacerlo es una tendencia habitual en la blogosfera.

No asustarse. El síndrome se supera. Esfuerzo, constancia y dedicación son las claves para dar esquinazo a la temida página en blanco. Escribir es fácil pero saber narrar hasta el punto de emocionar es un arte que se aprende, como casi todo, con la experiencia. Ya lo decía Epicteto: "si quieres ser escritor, escribe".

En el tintero te propone un sencillo ejercicio para cuando tengas algo que transmitir y no sepas por donde empezar: reflexiona acerca de lo que quieres compartir con los demás y piensa cuál es la idea principal. Una vez que tengas claro esto puedes planificar cómo lo quieres contar a través de un pequeño esquema. Si todavía estás paralizado ante el ordenador, puedes realizar una lluvia de ideas, quizás te de una pista para continuar. Ante todo, no desesperes. La inspiración llega cuando menos te lo esperas.

Lo importante es tener ganas de contar algo y no desistir en el intento. Escribiendo se aprende a escribir y la única forma de aprender de los errores es cometiéndolos. Nuestro pequeño consejo: lee mucho y plasma lo que sientes. Ahora sólo hay que ponerse manos a la obra...

(Imagen, fuente: Carolink)